8 abril, 2019     Antonio Bonfatti

No sólo hay que ganar elecciones, también hay que estar preparados para gobernar

En Reconquista participé de la inauguración de un nuevo Acueducto en nuestra provincia. Una obra enorme características que llevará agua potable de calidad a 200 mil habitantes del norte santafesino. Esta política pública fue posible gracias a la tarea realizada por los equipos del Frente Progresista tejiendo una línea de desarrollo y  trabajo colectivo.

Las políticas del Frente Progresista no están pensadas cada cuatro años, sino que tienen un enfoque estratégico e integral y apuntan a un cambio estructural en lo económico, en lo productivo, en lo cultural y social.

Los sueños se materializan cuando se transforman en políticas de Estado y esta obra magnífica es una clara muestra de ello. A este acueducto lo soñamos y lo proyectamos durante la gestión de Hermes Binner, quien inició este camino maravilloso que significa llevar agua potable de calidad a todos los santafesinos. Después de mucho esfuerzo, hoy vemos aquel sueño concretado y es un orgullo poder ser parte.

Los cambios estructurales que estamos llevando adelante en la provincia de Santa Fe no es una tarea para improvisados. Hace falta visión estratégica y decisión política para solucionarle los problemas a la gente. Y hay que conformar equipos de gobierno sólidos y capaces en los que además, haya un traspaso de conocimientos a nivel generacional, en una búsqueda constante por sostener los proyectos emblemáticos y al mismo tiempo renovar los enfoques incorporando nuevas miradas. Eso es, justamente, lo que hemos conseguido en todo este tiempo de gestión del Frente Progresista que hoy conduce tan exitosamente Miguel Lifschitz.

Es un logro extraordinario a nivel político haber amalgamado en esos equipos la capacidad de los dirigentes más experimentados con la energía, los valores y expectativas de los más jóvenes. La mirada de los jóvenes es constitutiva de nuestros equipos de gestión.

Allí están los acueductos, los grandes hospitales y los más de 100 nuevos centros de salud, allí están las más de doscientas escuelas, las obra viales en todo el territorio, allí está el Tríptico de la Imaginación de la ciudad de Santa Fe, el Mercado del Patio en Rosario y tantas obras en cada pueblo y ciudad de la provincia. Eso no es casualidad, hay mucho trabajo detrás de cada obra y eso se hace armando equipos solventes y capaces.

A Santa Fe
la hacemos
entre todos

Si querés ser parte de este proyecto dejanos tus datos así te contactamos para participar.